Atlanta Pasion, la página de los fanáticos bohemio con mas fotos, la mas completa historia y toda la informacion de lo que pasa en el club
  EL CLUB
     Informacion
     La Radio 
  TORNEO 2001/02
     Última Fecha
     Plantel
     Fixture
  LA HINCHADA
     Cantos
     Fotos
     Trapos
  HISTORIA
     Historia del club
     Libros Bohémios
  LIBRO DE VISITAS
     Firmar el Libro
     Leer el Libro
     Chat Bohemio
 
 
 
hola

All Boys 2 - Atlanta 2

La venía pasando muy mal All Boys. Porque no jugaba bien y daba tantas ventajas en defensa que Atlanta le había sacado dos goles de diferencia. El estadio era un hervidero. Los hinchas Bohemios gozando y aferrándose a un triunfo que estaban justificando. Y los de All Boys que repartían insultos para todos lados. Se la agarraban con Caruso Lombardi, no le perdonaban ni una al Negro Barros, y en sus rostros se empezaba a dibujar una mueca de resignación, frustración e impotencia. Frente a sus ojos tenían una muestra desteñida del mismo equipo que hasta hace unas fechas atrás parecía invulnerable (pese a que nunca los llenó con su fútbol), y que ahora desde hace cuatro jornadas viene barranca abajo, deambula por los campos de juego dejando una pobre imagen y sin despertar la mínima ilusión. Pero siempre hay lugar para los milagros. Y gracias a que Oscar Monje, el Pepe para todos, frotó la lámpara mágica para ejecutar dos tiros libres y con chanfles espectaculares desde fuera del área, clavó la bola en el ángulo superior derecho de Cirrincione, que nada pudo hacer para evitar la caída de su arco.

Y la fiesta cambio de sector, porque el goce de los hinchas visitantes se transformó en silencio. La alegría en una bronca justificada, porque tuvieron todas las facilidades del caso para ganar y apenas pudieron empatar. Se tuvieron que ir con muy poco, cuando estuvieron muy cerca de llevarse todo. Ya que gracias a dos apariciones de Lucas Ferreiro (un cabezazo al ganarle en el salto a Pizzella y un remate certero, luego de un contraataque mortífero), los dirigidos por Salvador Pasini habían logrado una diferencia como para poder desarrollar su juego con mayor tranquilidad. Los Bohemios son conscientes de que no están para tirar manteca al techo, y que cada punto lo precisan como el agua. Ayer estaban bien encaminados pero no contaban con Monje y su especialidad: la ejecución de los tiros libres.

"No me siento un héroe. Simplemente me tuve fe y le pegué a la pelota dos veces en los últimos minutos. Yo hice los goles pero el mérito es de todo el equipo. No jugamos bien, pero pudimos empatar y eso es lo más importante", dijo con humildad el goleador, quien logró apagar el incendio a medias. Porque los simpatizantes albos, luego de gozar a sus colegas visitantes, se fueron preocupados debido a que el equipo no es el mismo que estaba como cómodo líder. Y de los últimos 12 puntos apenas sacó tres, con tres empates y una derrota. El escándalo con Caruso y los hinchas opacó lo que pintaba para un festejo largo. Pero esa es otra historia. Lo concreto es que Atlanta no supo mantener la diferencia y Monje lo vacunó.

Sitio optimizado para ser visto con MS Internet Explorer a 800x600 pixels // Establecer como Página de Inicio // Agregar a Favoritos
www.000webhost.com